Categorías

Seguro comunitario

Seguro comunitario

11/08/2017· Derechos y obligaciones de los propietarios

Seguro de la comunidad de propietarios

 

Una cuestión a veces desconocida para algunas personas es la conveniencia de que su edificio está cubierto con un seguro multirriesgo. No solo resulta conveniente asegurar la vivienda personal de cada propietario ante la ocurrencia de cualquier imprevisto, si no que el propio edificio tiene múltiples elementos que pueden ser objeto de diversos siniestros y que, por ello, también deben estar asegurados a fin de que no se repercutan sobre los propietarios responsabilidades de alto valor económico.

 

Ante todo, hay que tener en cuenta que los seguros comunitarios no lo cubren absolutamente todo, al igual que los seguros de vivienda, de vehículos o de salud. Las coberturas habituales suelen ser las siguientes:

 

– Incendio, extinción, explosión y rayo.

– Lluvia, viento, pedrisco y nieve. Importante saber que en estos casos se cubren los daños causados a partir de una determinada cantidad de agua caída por metro cuadrado y tiempo, de viento a partir de una determinada velocidad y tiempo, y de nieve a partir de una determinada cantidad y tiempo.

– Inundación y desbarre.

– Choque de vehículos terrestres y caída de aeronaves.

– Actos vandálicos, robo y expoliación. Desgraciadamente son de los siniestros más frecuentes y, para que el seguro comunitario los cubra, es necesario presentar denuncia por el afectado o por el presidente o administrador de la comunidad.

– Daños por agua de conducciones comunitarias y/o privadas. Se cubren los daños causados por los escapes, su localización y reparación y, además, la responsabilidad civil. Es recomendable cubrir ambos elementos, los comunes y los privados, para conseguir una más eficaz resolución de los siniestros y evitar la intervención de varias compañías aseguradoras, que pueden intentar pasarse la responsabilidad por el siniestro entre ellas sin dar una solución definitiva.

– Rotura de cristales, pero solo los del continente, fachadas y tejados, nunca los interiores.

– Responsabilidad civil de los elementos comunes del inmueble.

– Asistencia jurídica. En particular, los gastos, judiciales o extrajudiciales, para tramitar la reclamación por daños causados al propio edificio, por daños a elementos comunes causados por un propietario, o la reclamación a propietarios por impago de cuotas, situación frecuente desde los años de la crisis.

– Asistencia técnica de los profesionales y reparadores adecuados al daño acaecido.

– Algunas compañías también incluyen la cobertura de desatasco en las tuberías generales, habitualmente con límite en el número de intervenciones cubiertas.

 

Un siniestro muy común y que, precisamente Horizontal Comunidades está gestionando en varias de sus comunidades de propietarios, son las filtraciones de agua ocasionadas por cubiertas, terrazas, fachadas y ventanas tipo vélux. Las deficiencias en los aislamientos de los edificios combinados con la climatología del norte de España hace que las comunidades de propietarios se vean obligadas a reparar estos elementos a fin de que el seguro comunitario pueda indemnizar a los propietarios por los daños acaecidos en el interior de sus respectivas viviendas. Y este es precisamente el quid de la cuestión, el seguro comunitario se encarga de cubrir el siniestro pero nunca del mantenimiento del edificio que es obligación de la comunidad de propietarios. Por ello, es esta misma comunidad la que debe mantener en perfecto estado todos sus elementos e instalaciones y efectuar a su costa la reparación de las terrazas, cubiertas, etc. para luego exigir al seguro la reparación de los elementos privativos de cada propietario.

En todo caso, la mejor medida para evitar estos daños es ejecutar periódicamente obras de limpieza y mantenimiento de los elementos comunes, que reducen el deterioro habitual de las edificaciones.

 

Una última cuestión a tener en cuenta es que, aparte de cubrir el continente del edificio, también resulta importante incluir en la póliza el contenido del mismo en un capital que se considere adecuado al valor de los elementos existentes.

 

En otra entrada incluida en esta página web, os explicamos las ventajas de combinar el seguro del edificio con el seguro privado que pueda tener vigente cada propietario para cubrir su vivienda, evitando así duplicar gastos.

 

Como contratar un seguro es una tarea tediosa, y más aún un seguro de estas características, consulta  con el administrador de tu comunidad para que te asesore sobre la mejor opción. En Horizontal Comunidades nos encargamos de solicitar propuestas a diferentes compañías, revisarlas a fin de ver cual ofrece las mejores coberturas con un buen equilibrio en calidad/precio y presentarlas en las juntas de propietarios para que decidan, con toda la información disponible, con qué aseguradora prefieren contratar.

Contacte con nosotros

Nuestra especialidad es la administración y asesoramiento jurídico a comunidades de propietarios, defender sus derechos e intereses.